Noticias Geniales

Así es el sentido del oído en los gatos

Autor original "Ok diario"

A la hora de adoptar un gato, es muy importante conocer sus características y necesidades para poder responder a ellas de forma adecuada. El sentido del oído es uno de los más desarrollados en gatos, y es muchísimo más sensible que el de los humanos. Esto les resulta de gran ayuda para cazar.

La frecuencia auditiva de los gatos cuando son adultos es de 50.000 hercios, mientras que la de los cachorros puede alcanzar los 100.000 hercios. Las personas sólo percibimos 20.000 hercios. Los gatos también nos llevan una enorme ventaja en lo que a intensidad acústica se refiere porque pueden percibir un sonido apenas audible para los humanos a apenas 1/1000 de la intensidad del sonido.

En lo relativo a las orejas, los felinos las utilizan como si fueran antenas parabólicos. Tienen más de 20 músculos y, cuando hay algún sonido que les alerta, pueden desplegar las orejas y dirigirlas hacia el punto de interés. Los gatos detectan mucho mejor la fuente del sonido cuando están quietos, así que es normal que se detengan de golpe cuando quieren escuchar algo con atención.

Cuidar los oídos a un gato

Según recomiendan los expertos, para que las orejas del gato estén limpias y sanas, lo ideal es realizar una limpieza dos veces al mes. Es la mejor forma de evitar que se acumulen ácaros y cera.

Para limpiar la parte externa, es tan sencillo como humedecer una toalla de algodón en agua templada y jabón específico para gatos. Luego, se pasa con suavidad por la zona peluda de las orejas y finalmente se retiran los restos de jabón que hayan podido quedar.

En cuanto al interior, es recomendable utilizar un limpiador para gatos. Una vez abierta la oreja al animal, se le echa una gota del limpiador dentro, se le da un masaje en la base, ¡y listo!

Otitis

La otitis es una enfermedad muy frecuente en gatos. Se trata de la inflamación del pabellón auricular y del epitelio que recubre el conducto auditivo. Una enfermedad bacteriana que suele darse con mayor frecuencia en primavera y verano.

Los síntomas más habituales son los siguientes: dolor agudo, picor en el oído afectado, heridas en la zona por el continuo rascado, irritación, apatía, agresividad y caída del pelo en la zona. Es relativamente fácil de identificar porque el gato suele mover mucho la cabeza y rascarse la zona para tratar de calmar el dolor.

¡Ahora ya sabes los datos más interesantes sobre el sentido del oído en gatos y cómo cuidar las orejas de tu mascota!

Continúa leyendo este artículo en "Ok diario"