Noticias Geniales

El Seprona vigila las adopciones de perros mientras unas protectoras las paran y otras piden más

Autor original "La Razon"

Agentes del Seprona visitan, en algunas comunidades, centro por centro las protectoras o refugios de animales y toman datos de todas las personas que han adoptado algún perro o gato durante el estado de alarma con el objetivo de perseguir a posteriori los casos de abandono que se produzcan. Por su parte, tanto FAADA como Voluntarios Itinerantes ha lanzado un grito de ayuda al estar los refugios al borde del colapso y han solicitado al Gobierno que autorice urgentemente y de forma expresa la adopción de los animales abandonados en centros de acogida, que emita una moratoria en la cría de animales destinados a la venta y qué aclare a qué ayudas podrán acogerse estas asociaciones.En Asturias la Consejería de Medio Ambiente del Principado ha remitido un escrito a los centros de recogida de animales abandonados solicitando que ponga a disposición de la Administración la “información de los adoptantes durante el estado de alarma” con el objetivo de vigilar si algún rescate se ha realizado con el objetivo de “utilizar el animal para saltarse el confinamiento” y se produjesen posteriores abandonos, según señalan fuentes de la citada Consejería.Por este motivo, los agentes del Seprona han visitado diferentes refugios. Una de las principales asociaciones de defensa de los animales del Principado, La Protectora, ha recibido la visita de los guardias del Servicio de Protección de la Naturaleza para recabar los datos. Esta organización es de las pocas que en estos días está realizando adopciones, ya que la mayoría ha decidido paralizarlas hasta que se levante el estado de alarma.Aunque en el decreto de confinamiento no se mencionan expresamente las adopciones de animales, diferentes organizaciones animalistas entienden que no están permitidas, o por lo menos, no autorizadas.En este sentido, Faada, Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales, ha lanzado una petición al Gobierno para que autorice expresamente y de forma urgente la adopción de animales de los refugios de los que afirma que están al borde del colapso.“Si bien en la actual situación de crisis provocada por la COVID-19 no se ha constatado un aumento significativo en el número de abandonos de animales en centros de acogida de España, que lidera las estadísticas al respecto en Europa, la situación en ellos se ve agravada por la entrada de animales de personas contagiadas o fallecidas por la enfermedad”, indican.Para los animalistas, “al no existir una autorización expresa para poder tramitar adopciones de animales a través de internet, queda bajo la interpretación de los agentes actuantes si ese desplazamiento entra dentro de los casos de fuerza mayor. Aunque esta medida fuera tomada por el temor de posibles adopciones fraudulentas y con el buen fin de proteger a los animales, no se tuvo en cuenta que un mal destino también lo podrán tener los animales que se compran a través de internet, y que en las perreras de muchas comunidades autónomas los animales que hubieran podido salvarse mediante la adopción, acaban sacrificados transcurrido el plazo que marca la ley”, matizan.Además de que se autoricen las acogidas o adopciones, Faada solicita al Gobierno que “se establezca una moratoria en cuanto a la cría de animales destinados a la venta clasificados como “animales de compañía domésticos o exóticos”, y se prohíba la entrada de ejemplares desde otros países, hasta que se solucione el problema de saturación de los refugios y centros de acogida de animales abandonados”.También desde la asociación Voluntarios Itinerantes, cuya misión es ayudar a las protectoras y refugios de animales, han iniciado una campaña ante la grave situación en que se encuentran las entidades que velan por el bienestar animal, debida principalmente a la falta de voluntarios y la reducción de donativos.La asociación ha enviado un manifiesto, al que se han adherido más de 200 organizaciones de toda España, a la Dirección General de Derechos de los Animales en el que demandan información sobre “las ayudas con las que podrán contar las protectoras para superar la crisis derivada de la pandemia, teniendo en cuenta que muchas de estas entidades ya se encontraban al borde del colapso económico”. Para Voluntarios Itinerantes es el momento de que el Gobierno demuestre de verdad que le preocupa la defensa de los animales. “Somos conscientes de que todos los sectores de la sociedad van a necesitar apoyos públicos para salir del bache, pero la protección animal nunca ha sido una prioridad para el Estado y creemos que esta es la oportunidad para que esto cambie y para que el actual Gobierno demuestre su implicación en el bienestar de los animales”.

Continúa leyendo este artículo en "La Razon"

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *