Noticias Geniales

Piden que le quiten el otro perro al hombre que arrastró y mató con el coche a un golden

Autor original "La Razon"

La representante de la Asociación Protectora De Animales Abandonados Las Brujas De El Molar, Yolanda Reyes, ha solicitado que le quiten todos los animales al hombre que el pasado jueves saltándose el confinamiento, y en presencia de su hijo de diez años, arrastró con su coche a un golden que acabó muerto por ahorcamiento.En la denuncia presentada en la Guardia Civil, Reyes ha pedido la custodia de la labradora negra que el presunto maltratador llevaba en el coche cuando se produjo el suceso. “He pedido que le retiren todos los animales, además de la labradora, creo que también tiene más. Al parecer viene los fines de semana, durante el resto de día están los animales solos”.El acusado de maltrato animal con resultado de muerte estuvo paseando con varios perros por un camino de la localidad y al volver a su segunda residencia decidió atar a uno de ellos al enganche de bola de su vehículo. Durante el trayecto, el perro ya con las patas llenas de heridas y ensangrentadas se cayó y de forma fulminante murió ahorcado con su propio collar. Unos vecinos de la zona que vieron el suceso desde su finca salieron corriendo y le quitaron las llaves del coche para que no escapase. Tras avisar a la Guardia Civil y la protectora, el hombre fue detenido y pasó la noche en el calabozo.Yolanda Reyes ha indicado a LA RAZÓN que “este maltratador se justificó en que el perro se puso agresivo y no quería entrar en el vehículo, yo le dije que estoy muy acostumbrada a hacer rescates y todos los perros, aunque no los conozca consigo meterlos en el coche, más él que era suyo”.Según los vecinos, los animales están solos toda la semana porque los dueños viven en Madrid y van a El Molar los fines de semana. Al parecer la finca tiene algún agujero y el perro que murió arrastrado todos los días se salía y se paseaba por los caminos. “Era un perro que no podía ni saltar, por lo que tenía que salirse por algún agujero, la gente lo conocía, se acercaba a las fincas y todos dicen que era muy agradable y cariñoso”, matiza Yolanda Reyes.La protectora espera que le caiga todo el peso de la ley, “nosotros vamos a ir hasta el final y pediremos lo máximo desde luego, está todo en manos de nuestro abogado”, concluye la animalista.

Continúa leyendo este artículo en "La Razon"

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *