Noticias Geniales

Wickedbone, a prueba: la rebelión de los huesos para perros

Autor original "El pais"

Nana es una enérgica pastora alemana de siete años y no menos de 30 kilos. Cuando corre —o más bien galopa— a toda velocidad, no frena: deja que la detenga el golpe contra la superficie más cercana. Recientemente fue sorprendida masticando una piedra. Cebolla es un chihuahua de cuatro años y tres kilos. Su lugar favorito del mundo es cualquier superficie mullida y cálida. Una vez cazó una mosca. Wickedbone es un hueso de juguete diseñado para hipnotizar a los perros y entretenerles durante horas. A veces funciona y a veces, no.

Seguir leyendo

Continúa leyendo este artículo en "El pais"